Río Rímac

martes, 18 de febrero de 2014

Las escuelas más innovadoras del mundo no tienen aulas ni pizarras

Las clases duran dos horas para que al alumno le dé tiempo a arrancar, hacer las tareas y terminarlas

No hay aulas, tal y como se conocen trandicionalmente, ni pizarras ni pupitres. En las escuelas suecas Vitta los alumnos circulan libremente y cualquier lugar del centro es bueno para aprender, con profesores o con otros compañeros. A veces en las escaleras, otras sobre cojines o tumbados en el suelo. Estos centros han revolucionado la forma de educar, aprender y enseñar con nuevos conceptos sobre el espacio y el tiempo. Los estudiantes aprenden a su ritmo en un modelo distinto y profundamente innovador, sin clases y sin rígidos horarios.
Leer más