Río Rímac

sábado, 21 de septiembre de 2013

12 frases de exito y reflexiones de los triunfadores



Las 12 frases de exito que practican los triunfadores-250







¿Cuáles son las claves que hacen que una persona sea realmente exitosa. ¿Cómo es posible que hagan lo que hagan siempre consiguen el mismo resultado? ¿Qué es lo que podemos aprender de ellos?

Hay muchos ejemplos que podemos ver todos los días y leer en la prensa acerca de personas que parece que tengan una varita mágica. Pero seguro que también conoces personas cercanas o bien las has conocido en el pasado, que son admirables en todo lo que se proponen, tanto a nivel personal como profesional.
Son ese tipo especial de personas que lo consiguen prácticamente todo y su resultado es invariablemente un éxito. En ellos me quiero centrar. A través de esas personas reales y de otras de las que podemos leer su biografía podemos extraer muchas lecciones para aplicar en nosotros mismos.
Me gustaría poder decir que todo esto es mi propia experiencia y que lo aplico todo los días… pero no! ya me gustaría.
Lo pongo a disposición de todos vosotros.

12 frases de exito y reflexiones de los triunfadores

1. Las personas con éxito crean y definen objetivos de una forma muy particular

No se puede conseguir una meta que no se ha definido.
La gente con éxito tiene metas muy definidas en cada ámbito: personales, familiares, profesionales.
Pero no son metas cualquiera, usan metas S.M.A.R.T. (Specific, Measurable, Attainable, Relevant, Timely) Específicas, Mesurables, Alcanzables, Relevantes, Definidas en el tiempo
Específicas: una meta genérica podrá ser “mejorar mi inglés”. La meta específica sería “dedicar 4 horas a la semana en una academia de inglés, ver dos películas a la semana en idioma original y viajar este año 15 días a Inglaterra”. Los objetivos genéricos no se pueden cumplir porque no los hemos definido, probablemente se quedarán a medio camino o de una forma difusa en la que no sabremos si hemos avanzado o no. Los objetivos específicos tienen parámetros y detalle.
Mesurables: Deben contener detalles como “¿cuántas veces?”, “¿cuánta duración?”, “cada cuánto tiempo?”, “¿cuántos en total?”, “¿cómo defino que la tarea se ha cumplido?”. Nuestra mente trabaja mejor de forma estructurada hacia metas que son definidas y podemos cumplirlas por partes. El ser conscientes de los avances es fuente de motivación y nos da energía para seguir.
Alcanzables: Ponerse metas inalcanzables no tiene sentido y nos va a hacer sentirnos frustrados. Sin embargo hay que ponerse metas difíciles, que sean un reto y estímulo.
Relevantes: Metas podemos ponernos miles, pero hay que elegir aquellas que de verdad suponen una necesidad para progresar en el campo en el que estemos. Tienen que ser relevantes.
Definir el tiempo: el marco temporal debe estar definido en la meta. Tener una fecha límite nos sirve para estructurar los pasos a seguir y desmenuzar la tarea en otras más pequeñas que encajen en la duración. Tener una fecha límite nos ayuda a enfocarnos y dirigir mejor nuestros esfuerzos.
Puedes conseguir cualquier objetivo que te propongas siempre que cumpla los parámetros S.M.A.R.T. Lo que no tienes, llegará y también desarrollarás las destrezas que necesitas para lograrlo. Todo empieza por fijar objetivos.
A Icaro le dieron dos advertencias: no volar alto para que el sol no le derritiera las alas de cera. Pero nos olvidamos de su otra limitación: no podía volar cerca del mar porque el agua también derretía la cera. Ponte metas desafiantes. Vuela alto, sin quemarte. Pero no te acerques al mar. Recomendamos la lectura del libro El engaño de Ícaro: ¿Hasta dónde quieres volar?, de Seth Godin acerca del valor de la acción y las metas.
Continuar leyendo aquí