Río Rímac

sábado, 29 de julio de 2017

Reflexiones en Fiestas Patrias 2017 del Padre Miguel Ranera


    


    El Padre Miguel Ranera Sánchez - Pardo es        Sacerdote-misionero en Perú.

   Presidente de la Fundación COPRODELI, que    trata de ser "una casa para los pobres".

   COPRODELI significa COmunión, PROmoción,    DEsarrollo y LIbertad.  Organización sin fines     de lucro que viene ayudando por más de 26  años en Ventanilla (Callao), Gambetta (Callao), Lurín (Lima Sur), Chincha (Ica), Pisco (Ica), Subtanjalla (Ica) y Huallaga Central (San Martín).   


Comparto con su autorización y de su cuenta  personal del Facebook, las siguientes reflexiones:

"Celebramos las Fiestas Patrias. La República fue un sueño de libertad e igualdad aún no logrado. 

Después de 196 años aún hay 1,197,000 peruanos que viven con menos de 176 soles al mes. 6,500,000 con menos de 328 soles al mes y 10.500.000 que si no se reactiva la minería tienen alta probabilidad de recaer en la pobreza.

La "corrupción" se ha generalizado y es el modo ordinario de proceder de demasiados funcionarios públicos, de modo que las instituciones del estado se han convertido en la principal "mafia" del país y se utilizan las leyes no para buscar el bien común sino para extorsionar a los que quieren ser "formales".  Otras "mafias" de particulares extorsionan a la industria de la construcción, han hecho su "Hueco" en el puerto del Callao, y chantajean a muchos políticos o empresas en muchas ciudades. 

Así es difícil hacer algo bien hecho en Perú y si no quieres "mancharte" se tarda mucho tiempo con los consiguientes sobre costes. 

Al celebrar las fiestas patrias prefiero pensar en el sueño fundacional. Yo deseo un Callao donde de gusto vivir:


Donde haya educación pública para todos y no donde la primera preocupación de un padre de familia sea cómo pagar la educación privada de sus hijos.

Donde haya seguridad, tranquilidad, podamos pasear por las calles, salir y dejar la casa sola. Aparcar el carro en una calle y a la mañana siguiente encontrarlo sin daños. 

Donde nos podamos bañar y hacer deporte no solo en La Punta sino también en Tiwinza, Carrión, Bolognesi donde hay playas de arena pero convertidas en el "botadero" de todo Lima.

Necesitamos deporte, cultura, ocio no solo en la villa sino en cada barrio para el buen uso del tiempo libre.

Tenemos 60.000 jóvenes que ni estudian ni trabajan y no es complicado darles una oportunidad de formación laboral junto a un proyecto de vida. 

Y aún quedan  muchos  ancianos  abandonados,  enfermos mentales, madres solteras y minusválidos que cual "Lázaro" están a la puerta de nuestras casas, abandonados, esperando una migaja y no los queremos ver.


Para solucionar estos problemas el estado tiene 5.500 millones de soles al año en el Callao. Y nosotros los chalacos tenemos nuestro tiempo, nuestras capacidades individuales que puestas al servicio del bien común en un voluntariado social en nuestras parroquias, colegios o instituciones que hay en todos los barrios pueden hacer la transformación en 5 o 10 años del Callao. 

Yo sueño con un Callao, todo el Callao, tan lindo como La Punta o Miraflores, y eso solo lo podremos hacer los Chalacos si QUEREMOS TRANSFORMAR NUESTRO CALLAO.

Hago por el Perú y por el Callao esta oración. (Sal 66):

"El Señor tenga piedad y nos bendiga,
ilumine su rostro sobre nosotros;
conozca la tierra tus caminos,
todos los pueblos tu salvación.

Que canten de alegría las naciones,
porque riges el mundo con justicia,
riges los pueblos con rectitud
y gobiernas las naciones de la tierra.

La tierra ha dado su fruto,
nos bendice el Señor, nuestro Dios.
Que Dios nos bendiga;
que le teman hasta los confines del orbe".


FUENTE:   Facebook Miguel Ranera