Río Rímac

miércoles, 2 de abril de 2014

Carnaval T’ikapallana - Patrimonio Cultural del Perú






El Carnaval T’ikapallana del distrito de Tambobamba de la Provincia de Cotabambas de la Región Apurímac fue declarado como Patrimonio Cultural del Perú, mediante resolución publicada el 1ro. de marzo en el diario El Peruano.

T’ikapallana es un vocablo quechua cuya traducción al castellano es “el acopio de flores”. Esta fiesta costumbrista es una de las representaciones más importantes de la cultura viva en la provincia de Cotabambas.

Esta fiesta, la más importante del año para los cotabambinos, se realiza en la semana de inicio de los carnavales y reúne a miles de pobladores de los seis distritos. Desde hace cientos de años, la costumbre se mantiene con el fin de reafirmar el amor a la tierra que los vio nacer.

Según la tradición, para el primer día de carnavales era muy requerida la exótica Surphuy para hacer el pago a la tierra en cada hogar. Como la flor sólo crece en lugares lejanos, místicos y en alturas considerables, eran los más jóvenes de las comarcas los encargados de buscar y traer la bella flor de color morado, montados en sus mejores caballos. Asimismo, la ocasión servía para el encuentro de hombres y mujeres en edad de noviazgo quienes aprovechaban para conquistarse mutuamente.
Esta fiesta, llena de tradición , tuvo su día central el 8 de marzo en el Encuentro Carnavalesco T´ikapallana 2014 en la capital de la provincia, Tambobamba. Este año se contó con la participación de los pobladores de los diversos distritos, así como visitantes de otros lugares del país que se deleitaron con las qhaswas y danzas típicas de la provincia de Cotabambas.
Motivados por el espíritu carnavalero, las diversas agrupaciones de danzantes y comparsas de qhaswas participaron de la competencia, que sin duda fue una mezcla de alegría y color. Al final de la jornada, el triunfador en la categoría de qhaswas fue la comparsa Wistaq del distrito de Haquira; y en danza, el triunfo fue del barrio Huancallo del distrito de Tambobamba, capital provincial.
Al día siguiente, la fiesta culminó con la gran Yunzada Institucional desarrollada en el complejo deportivo de Tambobamba. Esta actividad contó con la masiva concurrencia de sus pobladores y con representantes de Las Bambas, promotores de las actividades carnavaleras desde hace más de cinco años. Además, acompañaron las instituciones públicas y privadas para dar cierre a los carnavales de este año.
Tradición  originalmente  europea  que  creaba un momento de inversión del orden natural y social, y por tanto de dispendio y relajamiento moral previo al período de penitencia  de  la  Semana  Santa  cristiana,  fue  adaptado  a  la  zona  rural  a las necesidades de su ciclo productivo y social y se transformó de esta manera en una celebración  de  la  abundancia  y  de  la  fecundidad,  al  coincidir  con el tiempo de máxima  intensidad  de  las  lluvias,  y  también  período  propicio  para  el  cortejo amoroso,  expresado  en el canto,  en el baile y especialmente en el puqllay, forma lúdica  de  acercamiento  entre  mujeres y varones y también de competencia física que propician la elección y conformación de parejas, siendo que, en ambos niveles, se trata de una fiesta que celebra, al inicio de un ciclo productivo, la renovación de la naturaleza como de la sociedad humana.

Que mediante Informe Nº 070-2014-DPI-DGPC/MC, de 19 de febrero de 2014, de la Dirección de Patrimonio Inmaterial de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura fundamenta las razones por las que el "Carnaval T’ikapallana" debe ser declarado como Patrimonio Cultural de la Nación.




Mediante Resolución Viceministerial N° 015-2014-VMPCIC-MC de 21 de febrero de 2014 se declara como Patrimonio Cultural de la Nación al "Carnaval T’ikapallana" del distrito de Tambobamba de la Provincia de Cotabambas de la Región Apurímac.