Río Rímac

sábado, 8 de marzo de 2014

La ciudad más antigua de América ya tenía construcciones antisísmicas hace 5.000 años



En medio del desierto al norte de Lima (Perú), las investigaciones sobre la ciudad de Caral, la más antigua de América, siguen desvelando enigmas y ahora han permitido determinar que hace 5.000 años ya hubo construcciones antisísmicas y un conocimiento avanzado de la genética agraria. Caral, ubicada a 200 kilómetros de Lima y declarada en 2009 por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, fue una compleja sociedad que se desarrolló entre los años 3.000 y 1.800 antes de Cristo, en el período denominado Precerámico, coetáneo con la época de las pirámides de Egipto.