Río Rímac

domingo, 16 de junio de 2013

Kerstin Forsberg, peruana, ganó un premio de la WWF

Peruana ganó un premio de la WWF
 
Kerstin Forsberg, de 28 años dedicada a la conservación marina en Perú, fue la ganadora del International President’s Award 2013 de WWF. World  Wildlife Found - Asociación para la Defensa de la Naturaleza
 
Este año, la WWF decidió dar el premio International President’s Award 2013 (Premio Presidente Internacional) a Kerstin Forsberg, una bióloga y activista de 28 años dedicada a la conservación marina en Perú, en una ceremonia especial durante la Conferencia Anual de la WWF.
Kerstin Forsberg es fundadora y directora de Planeta Océano, una organización sin fines de lucro que opera desde 2007. Planeta Océano está comprometido con la conservación y restauración de ecosistemas costeros y marinos –cruciales para la vida- que están amenazados por la sobre explotación, contaminación, degradación del hábitat y el cambio climático. Planeta Océano centra sus esfuerzos, especialmente en zonas de escasos recursos en Perú, en tres pilares principales: investigación, educación y concientización ambiental, y desarrollo sustentable de comunidades costeras.
 
“Es un placer para mi otorgar el Premio Presidente Internacional de WWF a Kerstin Forsberg, y la felicito calurosamente por su energía y dedicación para salvar nuestros mares, y por motivar a otros a ser parte de la causa. Ella es una inspiración para todos nosotros”, dijo Yolanda Kakabadse, Presidenta de WWF International.
 
El Premio Presidente Internacional de WWF reconoce y fomenta los grandes logros de jóvenes menores de 30 años que están haciendo contribuciones importantes y poderosas para la conservación de la naturaleza. Las oficinas de WWF en todo el mundo están invitadas a enviar nominaciones.
 
“Este premio hace visibles a los jóvenes brillantes que trabajan arduamente para proteger el mundo natural. Necesitamos desesperadamente que jóvenes líderes y pioneros se unan al movimiento de conservación de la naturaleza, que compartan su pasión y sus habilidades; y Kerstin es un excelente ejemplo”, dijo Kakabadse.